Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies aquí. Si continuas navegando estás aceptándola

Entrevista. Nadím: “tengo que admitir que me autocensuro en lo que tiene que ver con temas religiosos y futbolísticos”

02 / 03 / 2016

Nadím visto por Fran Cornejo

Entrevista de JRMora para la revista MLPZ nº 6

 

Nadím es un dibujante colombiano nacido en Barranquilla (Colombia) en octubre de 1976

Nadím estudió publicidad en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá.

Como ilustrador y publicista ha trabajado con importantes editoriales y agencias de publicidad y últimamente se ha dedicado a la caricatura de opinión desde el periódico El Espectador y las páginas de El Heraldo, diario de su natal Barranquilla.

 

Primera pregunta obligada por la temática de la revista.

¿Has tenido algún trabajo "basura"? 

¿En ese caso, puedes contar de qué se trataba?

 

Por supuesto que sí, he dibujado (y en más de una ocasión) caricaturas con contenido y mensaje escatológico. Llevado más por mis pasiones e indignación que por los códigos invisibles del “buen caricaturista editorial”. 

La última vez que me ocurrió fue, precisamente ayer 29 de febrero cuando, hastiado del proceder bélico y sulfúrico del partido “político” del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, el auto-denominado (¿o auto-endemoniado?) “Centro democrático”:

 

 

 Emmm…Nadím, aquí llamamos trabajo basura a aquel muy mal pagado, precario, engañoso, con explotación más allá de los límites legales y morales, etc...

 

Ahm caramba, bueno, ya entendí.

 

Claro que sí, por supuesto que sí. Es más, creo que el “trabajo basura” así entendido, TIENE que formar parte del proceso de formación y aprendizaje del ilustrador, dibujante, diseñador, historietista y/o caricaturista…eso sí: lo idóneo es que no sea en muchas ocasiones (ojalá solo una). Hay que hacer respetar el oficio. 

 

Una situación así que recuerdo, como si hubiera sido ayer, fue la de las ilustraciones que hice para una campaña de seguridad vial cuando apenas tenía 15 años de edad, en aquél entonces se me pagaron 60.000 pesos colombianos por ése  trabajo, yo me sentía el amo del mundo con (lo que yo pensaba) era una cantidad astronómica de dinero. 

 

Años después me entero de que la persona que me subcontrató para ese encargo había cobrado más de dos millones de pesos colombianos. Como decimos en Colombia: definitivamente “pagué la primiparada”.

 

¿Desde cuándo te dedicas profesionalmente a dibujar? (Definiendo "profesionalmente" como única forma de vivir de ello)

 

Yo diría que desde hace aproximadamente unos 15 años cuando fui, con una de mis caricaturas, portada de la revista de la Asociación Nacional de Anunciantes de Colombia. Desde entonces he tenido el privilegio y el inmenso placer de “vivir” de esto que tanto amo hacer: dibujar.

 

¿Sigues trabajando en publicidad? En caso afirmativo, ¿Cuáles han sido tus últimos trabajos en ese campo?

 

Una de las ventajas de haber estudiado Publicidad como carrera es que he aprendido, gracias a los conocimientos adquiridos en esa decanatura, a impulsar, difundir, promover y exponer mi trabajo como caricaturista editorial. Soy un artista, de eso no tengo duda, pero también un estratega, un concienzudo de cuánto cuesta el trabajo de acuerdo al encargo solicitado y un promotor de mi trabajo. De modo que sí, definitivamente ejerzo la publicidad en mi día a día en torno a mis dibujos.

 

Ahora bien, si se trata de aportar con mis dibujos a campañas publicitarias, sociales y de otras índoles de mano de agencias publicitarias, lo he hecho y, afortunadamente, con muy buenos resultados.

 

¿Qué han supuesto para ti estas dos nominaciones? (Una y dos)

 

Una satisfacción y alegría enormes, una señal de que estoy haciendo las cosas bien y de que escogí la profesión correcta.

 

Desafortunadamente no gané, pero afortunadamente la sola nominación ha sido un combustible para perseverar, para ser cada vez mejor profesionalmente y como persona. Se siente bien saber que los trazos e ideas de uno gustan a los exigentes jurados de certámenes donde se reconoce la labor del caricaturista.

 

Tienes una presencia muy activa en Twitter ¿crees que tanto flujo contínuo de "ruido" de opinión puede hacer perder la perspectiva real , influir o alterar la percepción de los sucesos sobre los que luego pretendes dibujar?

 

No tan activa (ni de la calidad) como yo quisiera. Pienso que redes sociales como Twitter le permiten a uno exteriorizar toda clase de pareceres frente a toda clase de temas. 

Y sí, también a mí se me ha dado por pensar que “si tuiteo todo lo que se me ocurra, me voy a quedar sin ideas y ¿entonces qué voy a dibujar?” pero también es cierto que la creatividad también debe ejercitarse, favorecer la generación de ideas y propiciar que estas nunca se acaben.

 

Algo muy importante que hay que tener presente es que lo que uno lee (y hasta escribe) en Twitter no es la “verdad pelada”. Siempre se debe procurar investigar, recurrir a las fuentes oficiales y asumir con madurez la labor informativa que como caricaturistas editoriales tenemos. No podemos caer en el error de ser imprecisos o superficiales cuando estamos alrededor de la noticia.

 

En las viñetas de El Heraldo veo que predominan, tanto en las viñetas de Turcios como en las tuyas, los temas sociales, ¿cuáles crees que son los asuntos preferidos de los viñetistas editoriales? ¿Se dejan llevar por la "actualidad" que marcan los medios o abren nuevos temas?

 

Muchos piensan que nuestra labor se reduce a la caricatura política, realmente no es así. Los caricaturistas editoriales podemos (y en algunas ocasiones debemos) reseñar toda clase de hechos y sí, a veces es la sociedad la que incurre en comportamientos que deben ser expuestos, criticados y, por qué no, a veces exaltados por el caricaturista en su trabajo.

Aunque los caricaturistas editoriales no somos necesariamente periodistas sí cumplimos labores periodísticas (informamos, generamos opinión y en ocasiones, debates), en consecuencia nuestro trabajo va ligado a la actualidad y a los hechos recientes. 

 

¿Dónde te encuentras más cómodo, en la caricatura y el humor "blanco" o en la sátira política?

 

Honestamente me da igual, la comodidad en mi trabajo reside en hacer lo que amo: dibujar.

 

¿Consideras algún tema prohibido o especialmente delicado a la hora de tratarlo para el diario?

 

Tengo que admitir que me autocensuro en lo que tiene que ver con temas religiosos y futbolísticos. Considero que caer en debates alrededor de esos asuntos es verse involucrado en discusiones bizantinas que, como bien sabemos, no conducen a ninguna parte…de verdad. 

 

¿Crees que existe censura? de ser así ¿en qué grado y quién o qué colectivo  la intenta aplicar?

 

 

 

 ¿Cómo es el panorama de la viñeta política en los medios colombianos?, ¿suelen tener problemas los autores que la practican?

 

Hay muchos medios de comunicación impresos y/o digitales permeados por los grandes  grupos económicos y políticos de nuestro país y eso se puede evidenciar en el contenido de sus columnas, reportajes, trabajos de investigación y, por supuesto, caricaturas. 

 

La parcialidad es tangible y más que evidente en varios medios.

 

Particularmente no he tenido que vérmelas con ésa clase de obstáculos y gozo de absoluta libertad e independencia en los temas que caricaturizo.

Pero vaya que existe el “periodismo” de “¿Y con quién no me puedo meter?”.

 

¿Qué noticias sobre España y Europa llegan ahora a Colombia?

 

Casi que todas, el mundo es ahora mucho más pequeño gracias al internet y las redes sociales. Solo basta con teclear la palabra “España” en nuestras computadoras  y de inmediato nuestra pantalla se llena de información de tan hermoso país así como de cualquier lugar del mundo.

(justo mientras respondo esta pregunta llega a mí la noticia de un terremoto de considerable magnitud en Indonesia…imagínense: ¡Indonesia!)

 

¿Podrías enumerar las 5 satisfacciones que te ha procurado tu actividad de dibujante?

 

1. Cercanía con mis lectores.

2. El gusto de conocer a interesantes personas.

3. Compartir con quienes ven mi trabajo la forma en la que veo al mundo.

4. Viajar a muchos lugares para mostrar mi trabajo.

5. Hacer lo que amo y que además me paguen por ello.

 

Si tuvieras que señalar a algunos nuevos viñetistas emergentes en Colombia, ¿a quiénes citarías?     

 

 

 Y si pudieras reencarnarte en algún autor (viñetista), ¿quién elegirías ser?

 

Definitivamente en él… hay muchas cosas que me gustaría enmendar y corregir.

 

Web de Nadím - en Twitter - en Facebook